Susana Parejas

Periodista – Editora

“Nada me interesa tanto como el cine”

Luis Puenzo

“Nada me interesa tanto como el cine”

Disfruta el presente de “Infancia clandestina”, filme que produjo y que fue  elegido para representar a la Argentina en los próximos Oscar. El trabajo con sus hijos, la pasión por lo que hace y su mirada sobre la situación del país y  la cinematografía nacional.

Por Susana Parejas Foto: Pablo Ferreyra

Como una estrecha coincidencia el 24 de marzo de 1986, a diez años exactos del golpe militar, “La historia oficial”, dirigida por Luis Puenzo, ganó por primera vez un Oscar para el cine argentino. El año que viene tal vez la emoción se repita. El camino ya empezó el mismo día que la película “Infancia clandestina” fue elegida para representar a la Argentina en los Oscar 2013. En esta oportunidad no fue él quien se puso detrás de cámara sino Benjamín Ávila, Luis estuvo en el rol como productor. Una vez más en la cocina de un proyecto que ya ganó en el Festival UNASUR, que competirá en los Goya, el festival de Huelva, y que tendrá su chance de jugársela en los galardones máximos de Hollywood. “Que sea la elección de los propios colegas, que te elijan los directores, los productores, los compaginadores, los actores, porque la Academia es el conjunto transversal de toda la industria, que la propia industria diga “queremos ser representada por ésta” y elija una y que sea la tuya es un espaldarazo, es algo muy lindo. La verdad estábamos esperando esto, Benja, yo, por supuesto, y todo el equipo, cuando paso pasó, es como un alivio. Ahora la tensión ya empieza de nuevo, cada capítulo es un partido nuevo que estás jugando, y si estamos entre las cinco, el partido sería la final”.

-¿El camino al Oscar se vive diferente del lado del director que del productor?

-Hay muchas cosas que cambiaron, por un lado yo no soy el director sino el productor, por otro lado tengo 25 años más de los que tenía, o 27, o no sé cuántos. Yo tenía 39 años en ese momento, la misma edad que Benja hoy. Y claro, tengo otra edad, tengo otro rol.

-¿Cómo se siente cuando la llaman “la otra Historia Oficial”?

– No me cae mal para nada. Los primeros que empezamos a compararla fuimos nosotros. Se daban muchas coincidencias y de pronto nos íbamos avivando de cosas que estaban todo el tiempo. En un momento nos dimos cuenta que según el presente de cada película, las dos nenas tanto la hermanita del protagonista en “Infancia…”, como la de “La Historia Oficial” nacieron en el mismo año. Y cuando nos dimos cuenta de esto, dijimo: “y por ahí es la misma”.  Y quién te dice, por ahí es el mismo personaje y tal vez esta es una precuela de aquella. Nosotros jugamos mucho con eso y como esa miles.

-Y después la presencia de Ernesto el hijo de Alterio…

– La presencia de Ernesto fue fortísima. Y dijo cosas muy lindas que le iban pasando, porque para él no fue una película más, otra en la que actúo, no fue un español viniendo a Argentina a actuar en una coproducción, fue para él la recuperación de su argentino, de su argentinidad. Es difícil decirlo sin que suene rimbombante, pero él nos decía: “Recién ahora en esta película terminé de entender por qué después de los cuatro años, yo fui un niño desterrado”. Y usaba él esa palabra, no exiliado, es una palabra muy fuerte.

Puenzo & compañía. Benjamín Avilá, aún sin portación de apellido, como muchos “hijos postizos” del director, ya forma parte del clan. Todos los Puenzo trabajan juntos. Tanto en la productora “Historias Cinematográficas”, la empresa que nació con “La historia oficial”, como en 3 DN una empresa dedicada a todo lo virtual y en Puenzo Hnos. una productora de cine publicitario. Y están formando una escuela de cine, que arranca en noviembre con una previa de seminarios en el Centro Cultural Borges.

“Nosotros tenemos un grupo -donde yo soy el único veterano- que arrancó con las ganas de laburar juntos. Mis hijos siempre estuvieron conmigo, en mis películas y en mis viajes. Los he llevado por todos lados en tribu. Ellos andaban corriendo por el set de ‘Gringo Viejo’,  estuvieron sentados en las piernas de Gregory Peck.  Sebastián es fotógrafo de cámara fija, pero arrancó en el cine; después viene Lucía que es novelista y directora de cine; luego Esteban, que Lucía lo llamaba ‘Pema’ porque no le salía y terminó diciendo ‘Pepe’ y todos piensan que se llama José, incluso el firma como “Pepe Puenzo”, que es director de cine y productor; y Nico es el más fierrero, pero de hecho hizo la fotografía de Wakolda y Bomba y dirige comerciales”.

-Casi era una decantación natural que siguieran sus pasos. ¿Lo consultan?

-Sí, nos consultamos, yo también. Nosotros tuvimos una relación en la que ellos veían lo que yo estaba escribiendo, o me traían un corto y me decían: “Che viejo estoy haciendo esto, por qué no me ves el guión”, y yo lo leía o lo discutíamos. Y yo he visto películas, que no hubiera ido a ver nunca, porque ellos me las recomendaban, a mí me mantenían muy actualizado. Más todas las bandas de cada uno, porque cada uno tenía un grupo de amigos. En mi casa se han filmado cortos de ellos y cortos de otros. Mi casa era como el set de todos. Y así fui haciendo algunos de los amigos de ellos. Y en un momento en que cada uno estaba haciendo ya lo suyo, dijimos por qué no trabajamos juntos. Y ya habíamos superando la etapa donde hubiera sido más difícil trabajar juntos.

-¿En qué sentido lo dice?

-Porque es muy difícil formarse a la sombra del papá, pero cada uno hacía lo suyo cuando armamos esto.

-Dígame que discuten alguna vez, es todo muy Ingalls…

-Sí, pero como en cualquier laburo. Tenemos todos carácter muy, muy fuerte, somos todos muy tanos. Cuando tenemos que discutir discutimos, pero hay un clima de laburo muy lindo. Hay muchos otros que no son mis hijos, me salieron en el camino como diez hijos postizos, como Benjamín Ávila.

–¿Hay algo que le interese tanto como el cine?

–Que me interese así, no. No sé hacer casi nada más, y no hay casi nada de otras cosas que me gusten. Tengo una vida que me gusta. Lo que pasa es que si se te da la oportunidad de laburar en el cine, por qué vas a hacer otra cosa. No hay motivos que te puedan llevar a elegir otra profesión. Empecé a trabajar en cine a los 16 y a los 18 ya dirigía.

–¿Recuerda el momento exacto en que se dio cuenta de que lo suyo era hacer cine?

–Fue de muy chico, tenía cuatro o cinco años. Siempre me gustó el cine mucho. Me acuerdo que yo agarraba la Radiolandia, que compraba mi mamá, y miraba las fotos. Y se ve que mi viejo lo intuyó.

–¿Cómo lo intuyó?

– Mi viejo era un dentista de barrio, vivíamos en Floresta, éramos bastante humildes, y muchas veces le pagaban con especias. No sé bien cómo consiguió un proyector de 16 mm usado, que le había dado un paciente, y me lo regaló para mi cumpleaños.

–¿Cuántos años tenía?

–Y tendría 6. Yo no sé si lo intuyó o qué. Pero la cuestión que nada me interesó más que eso. Viste que a los pibes le preguntan:  “¿vos que querés ser cuándo seas grande?” y dicen: “bomberos”, yo decía que quería filmar películas.

-¿Tiene todavía el proyector?

-No. Sería bárbaro, quizás lo tenga mi hermana. Le tendría que preguntar, tal vez en la casa de mis viejos.

-¿Iba a ver películas?

–Veía muchas funciones de cine continuado de barrio, daban tres películas. Había muchos cines había uno que se llamaba Gaona. Una empezaba a las 2, vermouth, y primera noche, y volvía a las 8 de la noche, cuando era un poquito más grande. Era el cine de Bob Hope y Ben Crosby, o las comedias americanas, o las películas de cowboys. Hice el secundario en el Liceo Naval y me escapaba de la base de Río Santiago a ver cine de los colimbas. Durante todo ese tiempo yo escribía cuentos y  me enteré cómo era eso de escribir guiones y empecé a escribirlos. Siempre decía cuando salga de acá voy a hacer cine y, efectivamente, cuando salí de ahí  terminé 5 año, empecé a trabajar en publicidad.

–¿Estudió cine en alguna escuela?

–No había en ningún lado en ese momento. Empecé a trabajar en cine publicitario, me resultaba muy fácil escribir guiones de publicidad. Y me pagaban por aprender. Después empecé a dirigir comerciales. Nunca dejé de trabajar, me dediqué toda mi vida a eso.

-¿Y cómo ve la situación del cine nacional?

-Está muy difícil filmar en Argentina. La verdad que está muy, muy difícil. Nosotros filmamos cuatro películas al hilo, “Infancia…” y tres más, o sea que tengo una experiencia muy caliente, fueron difíciles las cuatro, pero si yo tengo que ir contando está cada vez más difícil hacer películas.

-¿Desde el punto de vista del costo?

-Hay como una realidad en el cine argentino. Por un lado ya hace muchos, muchos años, que una película argentina no se puede hacer sin socios afuera, a menos que sea una experimental, muy chiquita, casi de escuela, pero sino, no se puede hacer. Nuestros socios están todos en bancarrota, empezando los que fueron nuestros socios naturales durante dos décadas, los españoles. Están absolutamente out. O sea que nos quedamos prácticamente sin socios.

-¿En “Infancia…”  tiene a Brasil como coproductor, se está trabajando en este sentido en Latinoamérica?

-Nosotros hemos logrado participación latinoamericana, tenemos coproducción con Brasil, Perú, Chile, México, cosa que antes no ocurría, nosotros de alguna manera estamos consiguiendo armar una estructura en Latinoamérica, con muchas más dificultades de lo que era España, que era más sólido, y tenía mucho más dinero. Es un tema muy difícil, y en el medio de esas dificultades, hay una situación sindical muy fuerte y muy álgida, porque todavía no se terminó de entender en Argentina que estamos en Argentina y que el planeta en el que vivimos es este planeta. Todavía hay como una inercia y un eco de las “vacas gordas”. Nunca tuvimos vacas gordas gordas, pero más o menos rellenitas, que ya no están más. Vamos a atravesar un momento difícil que no sé cómo se podrá sostener.

Hace un año lo entrevisté y me dijo que veía “positiva” la situación del país. ¿Sigue con la misma opinión?

-La sigo viendo positiva. A mi me parece que el mundo, que conozco bien, porque sigo viajando, porque tengo socios en Francia, España, Alemania, Noruega, Italia, México, Brasil, Estados Unidos. En las cuatro películas de este año hay productores de todo el planeta, por lo tanto tengo relaciones económicas con ellos y tengo muy, muy tomado el pulso de cómo están las cosas. Y es evidente que el mundo, en términos económicos, está en quiebra, definitivamente. Y en términos sociales es un espejo que atrasa, están viviendo y entrando y no quieren creer cosas que nosotros vivimos. Hace dos festivales de San Sebastián atrás, yo les decía: “Quieren que les cuente lo que sigue”. Y me decían: “Oye, eres muy pesimista, que les haya pasado a ustedes no quieren decir que nos pase a nosotros”, y yo les contestaba: “Sí, les va a pasar a ustedes porque están haciendo las mismas cosas que nosotros”.

-¿Ve una salida a todo esto?

-Yo creo que si somos claros como sociedad, sí. Creo que Argentina está navegando en una tormenta de aguas muy turbulentas, como todo el mundo, y la verdad que lo estamos haciendo bastante bien. Más allá de cosas que yo creo que son menores, son desprolijidades, por ahí es hacer y luego ver lo que está mal y corregirlo, pero creo que es lo único que se puede hacer en un barco en una tormenta. No se puede pensar demasiado, viene la ola y timoneo como puedo, después veo cómo lo arreglo. Pero, me parece que estas son las circunstancias y no tengo la menor duda de que cualquiera que estuviera de la oposición a cargo hacía un desastre. Porque en circunstancias mucho menos grave hicieron desastres espantosos con el país. Y en ese sentido creo que el kirchnerismo y Cristina lo están haciendo bien, sigo siendo optimista, sigo sin ser kirchnerista, sin ser peronista, porque no tengo un sentimiento peronista, no lo soy, pero tal como te decía el año pasado sigo pensando que lo mejor que le pudo pasar a Argentina es lo que le está pasando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 20 noviembre, 2012 por en Personajes y etiquetada con , , .
A %d blogueros les gusta esto: