19 de marzo

Hace días que entré en un challenger de dibujos, ilustraciones, no me considero ilustradora pero me metí en este desafío de seguir consignar y dibujar algo cada día. Hubo día que no tuve ganas de dibujar y no lo hice. Me estoy permitiendo no hacer cosas por obligación. Y de pronto un día hice tres dibujos, creo que no vale para la consigna. Pero, en estos tiempos qué es lo que vale. Todo está dado vuelta.

Una de las consignas era dibujar el “fin del verano”. Yo dibujé una playa con las reposeras apiladas y las sombrillas plegadas, dos cangrejitos y unas huellas de pie que dejaban la playa. Sí, lo sé no me maté mucho. Pero, luego de que lo pinté me di cuenta que tal vez era lo que quería. Hace como cinco años que no me voy de vacaciones, vivo en un departamento de 44 m2, con un balcón chiquito lleno de cactus, en el que nunca da el sol directo.  Por eso, nunca me regalan una flor. Y tienen razón. No hay sol, no hay flor. 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s