22 de marzo

Hace justo un año que comencé aquagym  + natación. Me gustaba ir, y creo que fue la actividad deportiva que pude mantener con constancia, llegando a ir 3 a 4 veces por semana, aún en los días más fríos del pasado invierno. Era como un cable a tierra, o más bien “un cable al agua”. Trato de recordar  la sensación de meterme en el agua con ese olor a cloro, templada. La sensación de flotar, de hacer la plancha con los ojos cerrados, la sensación de desplazarme con la cabeza bajo el agua, ver ese color celeste. Hubo momentos, breves, segundos maravillosos, donde sentía que no había distinción entre el agua y yo. Me fundía en ella y ella se fundía en mí. Hoy quiero recordarlos, lo necesito.

 

Foto: Susana Parejas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s